Definimos la Gestión de Patrimonio Cultural como la eficiente administración de recursos (patrimoniales, humanos, económicos y de todo tipo) ordenada a la consecución de objetivos sociales que afecten al Patrimonio Cultural.

Al profesional que realiza esta tarea, usando las técnicas y métodos específicos de su campo, se le denomina Gestor de Patrimonio Cultural.


Para nuestra Asociación, la Gestión del Patrimonio Cultural sólo es adecuada si cumple cuatro condiciones:

Anteponer a toda otra consideración la integridad del bien cultural de que se trate

• Ser eficiente

• Ser socialmente útil

• Tener un gran componente ético


Gestion AEGPC

Aptitudes especiales y amplia formación

La Gestión del Patrimonio Cultural, por cuanto afecta a elementos de alto valor histórico, artístico o cultural, es una profesión que requiere aptitudes especiales y una amplia formación.

Esta actividad coloca en las manos de los profesionales que gestionan dicho Patrimonio obras de gran valor y de alta significación histórica y cultural.

Es por ello que la Gestión del Patrimonio Cultural, lejos de todo “amateurismo” o voluntarismo, debe estar en manos de profesionales preparados especialmente para esta función.